Quim Botey

Vive en Calella donde nació en 1.949. Desde niño descubre el arte de la fotografía al que dedica (siempre en carácter amateur) todo su entusiasmo y tiempo libre. Esta vocación le lleva no solo a desarrollarse como fotógrafo autodidacta, sino también a promocionar la fotografía a su alrededor. Así pues llega a ser uno de los fundadores de la entidad Foto Film Calella que, con ya 30 años de antigüedad, une a un colectivo de más de 250 personas que comparten su afición por este arte.

Una de sus mayores cualidades es la continua transmisión, mediante su obra, de un mensaje de ilusión fotográfica. Esto le lleva a la coordinación y realización de distintas exposiciones individuales (Sabadell, Terrassa, Sant Feliu de Guixols, Barcelona, Pineda, Calella, Sant Adrià del Bessós, Malgrat, Martorell, etc.) y también colectivas, donde se aprecia la presencia de unos cuidadosos guiones y plasmaciones gráficas. Dentro de dichas exposiciones, de Foto Film Calella, cabe destacar “Palau de la Generalitat”, Monserrat sempre”, “Gent de Calella”, “Calella dos temps”, “Catalunya per molts anys”, “Un Maresme viu”, “Imatges poètiques”, etc.

Aunque no le atraen los concursos, ha participado en numerosos certámenes, donde ha obtenido preciados galardones, no solo en Cataluña, sino también a nivel estatal.

En 1.995 es considerado “Mejor Fotógrafo del Año” por la Federación Catalana de Fotografía.

La principal temática que rige toda su obra es el retrato de la belleza y las sombras del cuerpo femenino, al que ha dotado de gran sensibilidad y energía personal. Es con este mismo tema, y con el gran fotógrafo catalán Josep Mª Ribes i Prous con quien realiza una exposición en la Fontana d’Or de Girona con el título: “Ella, un cos”, dentro de la Primavera Fotográfica de 1.998. Le han publicado fotografías y porfolios en “Nueva Lente”, “Arte Fotográfico”, “Diorama”, etc.

El gran angular, su óptica preferida, y el elemento humano constituyen la base de su nuevo trabajo, un conjunto de retratos de gran sencillez estética que pretenden mostrar, mediante deformaciones ópticas, la complejidad humana de la sociedad en su entorno inmediato, personas anónimas protagonistas de un final de milenio.

Actualmente su proyección y la de su obra, es la divulgación y popularización de la fotografía entre la gente joven, y son muchos los aficionados que día a día aumentan la entidad cultural de Foto Film Calella, dicha actividad didáctica va siempre acompañada de actuaciones personales que reafirman cada vez más su entusiasmo por la fotografía como arte.